Noticias

CAMPEONATO DE ESPAÑA DE DUATLÓN POR EQUIPOS SORIA

Foto 23-4-16 16 17 29_r

OS DEJAMOS CON LAS CRÓNICAS DE NUESTR@S DEPORTISTAS, DISFRUTARLAS¡¡¡

 

 

Foto 24-4-16 19 21 41

CHICAS

 

-7:30; Todo el mundo arriba.
-8:30; Todos en el baño.
-9:00; Solo Noelia y Nuria en el poli
-9:10; Christian empieza a ponerse nervioso…
-9:20; ¡Llegan los madrugadores del grupo!
-9:30; ¡¡¡Por fin salimos rumbo a Soria!!!
-10:30; Primer imprevisto. Asoma la tortuga en el coche masculino y nos toca parar, destrozando la genial media de velocidad impuesta por Christian en la furgo.
Tras una breve paradita para estirar las piernas y tomar unas cañas, a las 12:00 llegamos a Soria, locas de la emoción.
Esperamos una eternidad para recoger dorsales y chips y ya es la hora de comer. Bocata o restaurante? Aquí no hemos hecho equipo. Con la panza bien llena nos disponemos a meter las bicis en el box. Que mejor momento para partir una válvula. Arreglo express por parte del presi y ya estamos preparadas para la carrera. Nunca habíamos visto una transición taaaaaan larga. Corriendo a la salida, y eso que íbamos con tiempo. El circuito de carrera nos gusta mucho, Laura tirando porque ella lo vale, Noelia dando consejitos sobre cómo bajar las cuestas, Nuria boqueando como sardinilla que es y Cris dando abrazos. Y Vir? Desgañitándose. Si estuvisteis allí, seguro que la oísteis. Llegamos a la transición jodidas. Será la falta de oxígeno o yo qué sé qué, que nos confundimos de pasillo. Meeeedia vuelta. Transición decente, y empezamos la bici. Os hemos dicho que llovía? No? Pues llovía, y hacía frío. La bici fue durilla, rompe piernas, a lo que hay que añadir (6) kilómetros de regalo. Adelantando a dos grupos de chicas!!! Ya somos felices. Laura tirando porque ella lo vale, Cris se sigue quedando en las cuestas pero recupera en los llanos,  a Noelia se le suben los gemelos y Vir y Nuria desgañitándose, sobretodo en las bajadas .  Noe, que por ligar hace lo que sea, se sube a la furgo de la organización, pero no hay suerte y se va a cruz roja aprobar de nuevo. Allí tampoco hay suerte, pero al menos se llevó un masaje gratis. En la última transición hubo principio de hipotermia grupal. No sentíamos los pies. Ya no queda nada. Nuria da todo lo que la queda y un poco más. ¡¡Por fin llegamos a la meta!! Las tortuguitas no pueden con la emoción y a alguna se le saltan las lágrimas. ¡¡Lo conseguimos!! Por primera vez competimos juntas y no nos podemos quejar de nuestro puesto, trigésimo quintas de España en élite. Y pensar que nos dio miedo vernos por obligación en la lista de las élites… Pero al final hicimos todo lo que pudimos y no podemos estar más orgullosas.
Un día pra recordar, lleno de emociones y de estupenda compañía.

 

Foto 24-4-16 10 32 11

CHICOS

 

Acudíamos a Soria, a los campeonatos de España, con ilusión tras los buenos entrenamientos realizados las semanas previas y tras el notable resultado en el duatlón por equipos disputado hace unas semanas en Ávila.

Nuestra estrategia era clara: correr lo más próximos a un ritmo de cuatro minutos por kilómetro, hacer un segmento de bicicleta lo más rápido posible, siempre teniendo en cuenta las dificultades particulares de este segmento, para después realizar el segmento final de carrera prácticamente al mismo ritmo que el primero.

Justo al disponernos a dejar nuestras cosas en el box, nos caía un buen chubasco que nos dejaba a algunos, y principalmente a quien escribe estas lineas, con una sensación de distermia bastante aguda. Una vez colocadas nuestras bicicletas y demás objetos en el box (situado en lugar bastante más idóneo para ser el escenario de un gran duelo de Nys y Albert o Cant, Vos y Ferrand-Prévot, que para realizar las transiciones en un campeonato de España) nos dirigíamos a la zona de salida mientras realizábamos un calentamiento express.

Por fortuna, en la zona de salida nos indicaban que las salidas acumulaban un ligero retraso y que teníamos unos quince o veinte minutos más antes de la misma. Algo que aprovechamos, como buenamente pudimos para calentar, resguardarnos del frío y para echar apuradamente las últimas “meaditas del miedo”.

Previas fotos, presentación y bromas aparte con el speaker, tomábamos la salida. Era una salida con varias curvas rápidas y en ligero ascenso, donde Ganges, quien parecía haber recibido una llamada a última hora de Coach Tejedor con un claro mensaje: “¡salid a puto tope!”, tomaba la iniciativa y marcaba nuestro ritmo. Una vez adentrados en la zona central del circuito y transcurridos apenas 800 metros, comenzaba a retrasarme en el grupo, quedándome ligeramente descolgado y confiando en que en un par de kilómetros mi cuerpo entrase en calor, mis sensaciones mejorasen y pudiese volver a integrarme.

Llegábamos a la primera transición los seis bien agrupados. Tras medio segundo de duda, Iván tomaba la iniciativa en la misma y nos conducía por el pasillo donde no se encontraban nuestras bicis. Sin duda fue un acto de generosidad y deportividad por su parte y no un error fruto de nuestra inexperiencia. Deportividad por querer compensar y adaptar la distancia del primer sector de carrera, hasta alcanzar la proporcionalidad con los veintisiete kilómetros extraoficiales del segmento de bici de estos campeonatos de España de Duatlón.

Una vez compensada la distancia, tras un grito de ¡No sin mi cuentakilómetros! y sucesiva pirueta de Javi, nos dirigíamos por fin a comenzar el exigente segmento ciclista. Tras las primeras rampas del circuito comenzaba de nuevo a llover, algo que sin duda nos iba a perjudicar. A mitad de la primera vuelta al circuito, Jorge se sentía indispuesto (acudía a Soria enfermo) y se veía obligado a abandonar (una lástima teniendo en cuenta el tremendo esfuerzo que había realizado para mantener el ritmo en el primer sector y la entrega y el sacrificio que siempre muestra en estas pruebas).

Llegábamos al final de la primera vuelta y nuevamente nuestro ímpetu deportivo nos llevó a alargar el segmento unos metros. Nada tuvo que ver que frontalmente sólo hubiese una flecha indicando una ruta posible, para que en la curva que separaba el camino hacia la segunda vuelta del camino hacia la segunda transición, yo tomase el sentido erróneo y perdiésemos de nuevo unos segundos.

Ya por fin bien orientados comenzábamos la difícil segunda vuelta marcada por el frío y en cierto modo por la apatía, que nos impidieron rendir al nivel que se podría esperar de nosotros. Javi marcaba el ritmo bien secundado por Ganges e Iván, mientras Sergio y sobre todo yo, sufríamos nuestra particular odisea contra las temperaturas. Poco más se puede comentar de esta parte del segmento donde apenas compartimos unos comentarios acerca del color de nuestras piernas  que iban desde los rosas más pálidos hasta los morados más apagados, fruto de las duras condiciones climáticas.

Acabábamos el sector de bicicleta con un promedio de 32km/h extraoficiales y nos dirigíamos a la dura transición en el embarrado parque. Afortunadamente algunos compañeros del Campos de Castilla y espectadores nos recordaban que entraremos fuerte de talón para evitar resbalarnos y caernos en la peculiarmente complicada zona de transición.

Tras esa última transición Javi marcaba el ritmo, seguido por Ganges, Iván y Sergio, mientras yo me quedaba descolgado unos metros. Cuando apenas quedaba un kilómetro para el final tenía claro que era el momento de apretar e hiper-ventilar, para intentar entrar con mis compañeros en meta (algo que finalmente fue posible).

Finalizaba así nuestra participación en los campeonatos de España de Duatlón. Terminábamos en 81ª posición con unos parciales aproximados de 4’07”min/km, 32km/h y 4’10”min/km. Personalmente acababa contento, pero sobre todo preocupado (por mi distermia) y directo al puesto de la Cruz Roja a por una manta térmica y un termómetro.

Jornada épica de los chicos del Athomsport.



©Club Deportivo Athomsport - 2013